Se presenta en Barakaldo la obra Se vende Ático, de la mano de los Talleres de teatro adaptado de La Compañía de Blanca Marsillach por su décimo aniversario

Fundación Repsol y la Compañía de Teatro de Blanca Marsillach han presentado hoy en Barakaldo la décima edición de su proyecto Taller de teatro adaptado para personas con discapacidad intelectual bajo el lema “Diversidad a Escena”. Con motivo del décimo aniversario se busca reivindicar el papel profesional de las personas con discapacidad en el mundo de la interpretación.

La representación ha tenido lugar en el Centro Cívico de Cruces y además ha contado con la presencia Luisa Roldán, gerente del área Social y de Voluntariado de Fundación Repsol y la actriz y productora Blanca Marsillach.

La obra elegida para esta edición es Se vende Ático una pieza que estará de gira por España desde febrero a junio de 2019, visitará además de Barakaldo otras cuatro ciudades: Cartagena, Tarragona, A Coruña y Madrid.

Este es el quinto año consecutivo en el que actores profesionales con y sin discapacidad han compartido las tablas: Adela Estévez y Miriam Fernández, dos actrices con discapacidad física, se unieron al actor y director Xabier Olza en este proyecto hace cinco años, y en 2018 se unió Daniel Olías, actor con discapacidad intelectual.

Como en ediciones anteriores, el elenco ha interpretado una pieza teatral para dar paso, una vez finalizada ésta, a la participación del público: los asistentes tienen la oportunidad de subir al escenario a improvisar las escenas más divertidas de la obra.

Adolfo Marsillach dedicó Se vende Ático, según sus palabras, a todas las mujeres que han convivido conmigo, y a todos los hombres que ahora conviven con ellas”. Él mismo afirmó después que tal sentencia no era sino una chulería, pero que le pudo la “voluptuosidad de hacer una frase”. El texto de Marsillach presenta a un ex matrimonio y las nuevas relaciones que cada miembro establece tras este delicado y novedoso trance. Y si bien en la versión original aparecen diversos personajes que acompañan a los cuatro protagonistas, este montaje se centra en los cuatro principales: Andrés y Marta, anteriormente casados, y Lola y José Joaquín, actuales parejas de ambos. Y comprobaremos cómo las parejas recién formadas conservan las manías de las viejas, mientras que Marta y Andrés, recién divorciados, comparten complicidades y confidencias que no son bien recibidas por sus nuevos compañeros. Es decir, los amantes se comportan como viejos matrimonios, y los divorciados parecen desear, por momentos, volver a su condición anterior. Una función con el sello de Adolfo Marsillach: Irónico, inteligente, elegante, y con gran sentido del humor.

La colaboración de Fundación Repsol y Varela Producciones se inició en 2010 con el primer programa de teatro adaptado en el que se presentó la obra El reino de la tierra, de Tennessee Williams. Desde entonces, más de 10.000 personas se han beneficiado de este proyecto de teatro adaptado para personas con capacidades diferentes, que fomenta la integración de este colectivo a través de la cultura. En 2014 se decidió dar un paso más y se estrenó en el Teatro La Latina Yo me bajo en la próxima, ¿y usted? con un elenco de actores con y sin discapacidad, y en septiembre de 2015 llegaron a realizar una temporada en el Teatro Fernán Gómez