La torre del ascensor de Begoña, en reparación desde hoy por la estructura y la retirada de elementos inestables

El Ayuntamiento de Bilbao, a través de la sociedad municipal de rehabilitación Surbisa, aborda desde hoy la reparación de la torre del ascensor de Begoña. El Consistorio bilbaino ha decidido actuar de forma subsidiaria y ejecutar la retirada de elementos inestables y reparar la estructura para evitar desprendimientos.

La falta de mantenimiento por parte de los propietarios del ascensor de Begoña ha llevado al Consistorio bilbaino a priorizar la seguridad de los vecinos y vecinas y frenar definitivamente el progresivo deterioro. No obstante, los costes de la actuación serán repercutidos a la propiedad. Las obras comienzan hoy y tienen un plazo de ejecución de 4 meses.

No es la primera vez que el Ayuntamiento de Bilbao, a través de Surbisa, se ve obligado a intervenir ante la inacción tras los requerimientos municipales a la propiedad. Ya en 2014 se eliminaron los elementos inestables y se enmalló la totalidad de la superficie de las fachadas. Después, en 2017 se realizaron reparaciones puntuales bajo la pasarela horizontal que une la salida superior con el Parque Extebarria. Estas actuaciones no eliminaban la necesidad de abordar una actuación en profundidad pero sí ampliaban el plazo para llevarlas a cabo.

En la actualidad, la acción combinada del paso del tiempo, la falta de mantenimiento, la vegetación descontrolada y la falta de drenajes adecuados del agua de escorrentía ha originado daños junto a las bases de apoyo de la pasarela de acceso desde Etxebarria. Las inspecciones periódicas de los técnicos de Surbisa también han detectado daños en la torre y el cuerpo principal del ascensor.

Las obras comenzarán hoy con el inicio de la instalación de unos andamios, que serán especiales debido a la gran altura, y que se ubicarán en las cuatro fachadas. Tendrán una duración de cuatro meses y un importe de 450.000 euros, a cargo de la propiedad.