Informe SIMEG: «Los médicos no pueden hacer milagros y en Atención Primaria menos»

Los grandes recortes que se han hecho en Sanidad están haciendo que los médicos estén soportando unas cargas de trabajo excesivas, esto afecta especialmente a los médicos de Atención Primaria en el medio urbano y se agravará en verano con la falta de sustitutos. Con una gran implicación y un tremendo esfuerzo los médicos están consiguiendo que estos recortes afecten lo menos posible a la calidad asistencial que reciben los ciudadanos, pero no pueden hacer milagros y están al límite de sus fuerzas.

 

No se puede comprender que entre junio de 2013 y enero de 2014 las plantillas públicas en general han crecido en 3.403 empleados públicos, sin embargo y de forma discriminatoria en las Instituciones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud (SNS) se han perdido 5.953 puestos.

Es lo que se despren de un nuevo informe sobre este asunto del Centro de Estudios de CESM-Granada. Las Administraciones Sanitarias parece que no tienen claros los límites hasta donde se puede llegar recortando en Sanidad, SÍ, en esa Sanidad que nuestros políticos decían que no iba a sufrir recortes. A pesar de la tremenda implicación de los médicos, llega un momento en que los recortes tienen consecuencias y afectan a la calidad asistencial , los médicos no pueden hacer milagros y los de Atención Primaria tampoco.

La mayoría de los Médicos de Atención Primaria , especialmente en el medio urbano, están soportando unas cargas de trabajo excesivas , que en muchos casos se verán incrementadas, por la falta de contratación de sustitutos para cubrir las ausencias por vacaciones de sus compañeros.

La realidad es que recortan, recortan y siguen recortando hasta tal punto que en muchos Centros de Salud, asfixiados por la insuficiente plantilla y la falta de sustitución de las ausencias, los médicos de primaria a duras penas están consiguiendo mantener una calidad asistencial aceptable, pero para conseguirlo están ofreciendo su total implicación y a costa de su salud, aunque como no pueden hacer milagros esta situación no se puede mantener indefinidamente , ya están al límite. En la mayoría de los Centros de Salud de muchas Comunidades Autónomas las cargas de trabajo que soportan los Médicos son excesivas y en muchas ocasiones llegan a ser insoportables, las agendas con 40, 50 o más pacientes al día son demasiado frecuentes.