El turismo crece significativamente en Bizkaia este verano y las visitas se reparten de forma más equilibrada que en 2019

Las cifras de entradas y pernoctaciones de turistas a lo largo de la temporada estival han sido muy positivas. Se han superado las cifras previas a la pandemia, con incrementos del 12,55% y del 10,33%, respectivamente con respecto al verano de 2019 y unas cifras globales de 561.342 visitantes y 1.149.046 pernoctaciones entre junio y agosto de este año. Bilbao sigue siendo el principal foco de concentración de turistas (66,5% de las entradas en establecimientos hoteleros) si bien se observa un creciente interés de los y las turistas por descubrir y visitar otras zonas del territorio.

Así lo reflejan los resultados del Observatorio de Turismo de Bizkaia que ha presentado esta mañana la diputada de Promoción Económica, Ainara Basurko, y que indican que la capital del territorio y Busturialdea-Urdaibai son las zonas más visitadas a lo largo de este verano. Además, en sintonía con esa tendencia que se está consolidando en los últimos tiempos de redistribución de flujos de las visitas hacia las comarcas, se han recogido datos como el gran crecimiento que ha experimentado la Margen Izquierda, que ha pasado del 25,3% de turistas que dicen haberla visitado durante su estancia al 52,9%.

Aumentos significativos han registrado también comarcas como Lea Artibai (pasa del 9,6% al 34,6%), Arratia Nerbioi (del 1,1% al 9,2%), Uribe Kosta (del 17,3% al 23,2%) o Enkarterri (del 3,2% al 6,5%). Busturialdea-Urdaibai, Margen Derecha y Durangaldea también muestran incrementos de interés en la visita, pero más moderados que en los anteriores casos, y Bilbao experimenta una reducción con respecto a 2019, pasando de un 94,8% de turistas que lo habían visitado en su estancia en 2019 al 83,2% que lo han hecho este verano.

Incremento del gasto

Otro de los indicadores positivos que recoge el Observatorio de Turismo de Bizkaia es el notable incremento del gasto que realizan las y los turistas durante su estancia, una subida que ha alcanzado el 49,2%, al llegar una media de 794,4 euros.

En general, quienes llegaron de mercados extranjeros gastaron un 6,3% más que las y los turistas estatales. Entre los primeros, el mayor gasto lo han realizado las y los británicos (1.015,8 euros), que han duplicado prácticamente lo que desembolsaban de media en 2019 (575 euros) y el menor, quienes procedían de Alemania (768,4 euros), si bien han incrementado su gasto en casi 200 euros con respecto a 2019.

En el mercado estatal destaca Andalucía, con un gasto medio de 819,3 euros (en 2019 era de 574,80), mientras que Madrid es el que menor gasto presenta: 785,4 euros por estancia.

El alojamiento y los restaurantes son los conceptos en los que más se gasta (una media de 333,3 euros en alojamiento y 255,9 euros en restaurantes), pero las actividades en destino han experimentado un crecimiento significativo en gasto, pasando de una media de 60,2 euros por estancia en el verano de 2019 a una media de 129,3 euros en el verano de 2022, siendo el mercado estatal el que más invierte en ellas (130,6 euros frente a 125,3 euros del público extranjero).

Tiene 47 años y viaja por ocio con su pareja
La mayoría de quienes han visitado este verano el territorio, a tenor de los datos recogidos por el Observatorio de Turismo de Bizkaia, son hombres (53%) de origen estatal, con una media de 47 años y que viajan por ocio con su pareja en vehículo propio. Su estancia media es de 5 noches y su opción mayoritaria para alojarse es el hotel.

Las actividades más realizadas por las y los turistas son principalmente las de contenido cultural -visitas a centros de interés cultural y museos, actividades para conocer la cultura vasca-, gastronómico -como ir de pintxos o comer platos típicos- y los paseos callejeros.

Quienes han visitado este verano Bizkaia consideran cumplidas ampliamente sus expectativas (8,2 sobre 10) y valoran especialmente la accesibilidad y movilidad del transporte público, al que conceden un 9,13 sobre 10. Las rutas reciben un 8,18 y los alojamientos, un 8,02, nota muy parecida a la que otorgan a los museos o centros turísticos de interés (8,01).

Sobre los establecimientos hosteleros, valoran positivamente la atención y servicio recibidas (8), el compromiso con la sostenibilidad (7,9) y la amabilidad del personal (7,9), que se posicionan así como los puntos fuertes de los establecimientos hosteleros del territorio.

Cabe destacar también la tasa de repetición registrada, ya que más del 65% habían visitado al menos una vez antes Bizkaia, al contrario de lo que ocurrían en el verano de 2019, cuando 7 de cada 10 turistas visitaban el territorio por primera vez. Además, del 65% que ha estado previamente, una tercera parte lo ha hecho entre 3 y 5 veces.

Excursionistas
El Observatorio de Turismo incorpora un monitor dedicado a la figura del excursionista que este verano ha recogido datos que reflejan que 8 de cada 10 de ellos no necesitan alojamiento, por lo que son visitantes de cercanía que regresan a su domicilio al finalizar la visita y que otro 14% pernoctan en otro destino y acuden a Bizkaia de visita de día. La media de edad de estas y estos excursionistas es de 47 años y la mayoría viaja en su vehículo propio junto a su pareja para una estancia de 7,4 horas.

El 95% de estas personas son de origen estatal y las actividades que realizan son principalmente gastronómicas (90,3%) y pasear (84,2%), aunque también destacan las actividades culturales (62,3%). Más del 90% ya habían visitado Bizkaia al menos una vez previamente, al contrario de lo que ocurría en 2019, año en el que esta cifra rondaba el 68%.

Como ocurre con los turistas, las y los excursionistas también han incrementado el gasto que realizan en nuestro territorio, si bien en este caso el incremento ha sido menor. La media de este gasto es de 58,7 euros, lo que supone un 2,3% respecto a 2019, si bien esta cifra es superada por quienes no se alojan en Bizkaia, que desembolsan en su visita 78,9 euros.

El concepto en el que más han gastado ha sido en compras, con una media de 50,9 euros por persona, cantidad que supone el 75% del presupuesto invertido en su estancia. En actividades se gasta de media 23 euros por persona y son los excursionistas alojados fuera de Bizkaia los que más gastan en este concepto (28,6 euros).

Las actividades realizadas durante su estancia son por este orden actividades gastronómicas, paseos callejeros y actividades culturales, seguidas, aunque a distancia, de las actividades deportivas y visitas a parques naturales, que comparativamente con 2019 han experimentado un incremento importante. De ahí que el excursionismo crece significativamente en los territorios de interior.

Enkarterri recibe la visita del 28,7% de los y las excursionistas encuestadas este verano (en 2019 recibía el 3,2%); otro 12,2% eligió Arratia-Nerbioi para su excursión (el 6,1% en 2019) y Durangaldea llegó al 14,3% de visitas frente al 10,4% que representaba en el verano de hace tres años.

Las comarcas más visitadas son Enkarterri y Uribe Kosta (20,2%), y se registra, a semejanza de lo ocurrido con las y los turistas, un descenso importante de los excursionistas que eligen Bilbao para su visita, que han pasado de representar el 50,5% en 2019 a ser el 19,8% este verano.

La percepción de la sociedad vizcaína
El Observatorio de Turismo también analiza cómo viven las y los vizcaínos la presencia de turistas. En ese sentido, cabe destacar entre los datos recogidos este verano que se ha incrementado entre la ciudadanía la percepción de que el turismo es beneficioso -así lo considera el 97,4% de las personas encuestadas, frente al 96,9% que lo hacía en 2019- y, además, existe un gran sentimiento de orgullo por el hecho de que tantos turistas quieran visitar y conocer Bizkaia (el 93,8% de los encuestados manifiesta sentir ese orgullo), sentimiento que ha crecido con respecto a 2019, cuando lo mencionaba el 87,8%.

Las personas encuestadas destacan el buen comportamiento de los turistas (88,7%) y la excelente convivencia entre turistas y residentes (87,5%), aspectos que también han mejorado la percepción que se tenía en 2019 (que era del 80,6% y del 78,6%, respectivamente, en 2019).

La percepción de que se ha de cuidar el turismo porque es una oportunidad para la economía de Bizkaia aumenta, así como la consideración de que gracias al turismo se crean oportunidades de trabajo. Además, la sociedad está de acuerdo (8,16 en verano de 2022 frente a 7,91 en verano de 2019) con que la presencia de turistas es compatible con el mantenimiento de la identidad cultural.

En cuanto a la gestión del turismo que hace la Diputación Foral de Bizkaia, 8 de cada 10 residentes en el territorio la consideran positiva o muy positiva y le dan una calificación media de 7,7 puntos frente a los 7,4 que le concedían en 2019. Sólo el 4,2% considera que es negativa, porcentaje que ha caído con respecto a 2019, cuando era del 6,1%. Las acciones mejor valoradas son la promoción internacional del territorio, la coordinación y fomento de la colaboración público-privada y el diseño de estrategias de turismo para las diferentes comarcas y municipios del territorio.

Finalmente, 9 de cada 10 residentes están de acuerdo con que Bizkaia debe seguir atrayendo más turistas y con el hecho de que el turismo es una oportunidad para el desarrollo de una industria turística en Bizkaia. El riesgo de masificación/aglomeración/saturación de algunos espacios públicos es el aspecto más señalado por la ciudadanía de Bizkaia a tener en cuenta para una gestión sostenible del turismo en el Territorio (31,1%).