El alcalde recibe a los niños y niñas Saharauis y de Europa del Este que disfrutan del verano en Bilbao

Esta mañana, el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, junto a la Concejala de Igualdad, Cooperación, Convivencia y Fiestas, Itziar Urtasun, entre otros responsables municipales, han recibido, en el Ayuntamiento de Bilbao, a un grupo de niños y niñas saharauis y de países de Europa del Este que disfrutan del verano junto a sus familias de acogida en Bizkaia.

 

En su intervención, el Alcalde ha querido dar la bienvenida a las niñas y niños a nuestra Villa, y también, agradecer el trabajo desarrollado por las asociaciones y a las familias bilbainas por su solidaridad y generosidad.

La recepción se ha celebrado en el Salón Árabe y han acudido, también, representantes de la Delegación del Frente Polisario en Euskadi y de las Asociaciones Bikarte, Chernobileko Umeak, Asociación Chernobil, ACOBI y Ukrania Gaztea. Estas entidades se encargan de gestionar el acogimiento de los 78 niños y niñas procedentes de los campamentos de Población Refugiada Saharui de Tindouf (Argelia), de orfanatos y familias desfavorecidas de Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

El Ayuntamiento de Bilbao suscribe dos convenios con las entidades mencionadas con el objetivo de que los jóvenes mejoren su desarrollo y crecimiento, y puedan paliar los efectos de vivir en zonas con radiación nuclear, en climas extremos o faltos de atención y afecto en familias desestructuradas. Mediante estos acuerdos, por un lado, con la Delegación del Frente Polisario se cofinancia el programa “Vacaciones de Paz” dirigido a los menos saharuis desde hace 17 años, y por otro lado, un convenio con las asociaciones que facilitan el acogimiento y traslado de los menores de Europa del Este desde hace 6 años.

Durante su estancia en Bilbao, los jóvenes, además de convivir con las familias, realizan diversas actividades de ocio y cultura, – mediante un acuerdo con Bilbao Kirolak y Azkuna Zentroa, las familias acogedoras pueden acceder gratuitamente a las piscinas municipales-, y se promueve el intercambio cultural entre Euskadi, el Sahara, Ucrania, Rusia y Bielorrusia.