Bilbao Intermodal, la nueva estación soterrada por la que pasarán 7 millones de personas al año, ya es una realidad

La nueva estación de autobuses de Bilbao, soterrada e intermodal, entrará en funcionamiento el próximo 29 de noviembre.

Unos días antes, el miércoles 27, el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, acompañado de Asier Abaunza, concejal de Obras y Planificación Urbana, y de Alfonso Gil, concejal de Movilidad y Sostenibilidad, así como de otras autoridades y miembros de la Corporación municipal, inaugurará la infraestructura y dará paso a dos jornadas de puertas abiertas para que toda aquella persona que así lo desee pueda recorrer sus instalaciones, antes de su puesta en marcha.

La estación comenzará su actividad con la llegada de los primeros autobuses el viernes 29 de noviembre, en torno a las 06:00h de la mañana. Se trata de una infraestructura segura, moderna, intuitiva y bien señalizada, con la que deberán familiarizarse los 25 operadores estatales e internacionales y las más de 19.000 personas usuarias que, de media, pasarán por ella cada día –en esta cifra se contabilizan también a los pasajeros y pasajeras de las líneas de Bizkaibus, que traslada sus servicios a la nueva Bilbao Intermodal y que absorbe el 50% de sus viajeros–. En consecuencia, se calcula que más de siete millones de personas pasen al año por esta infraestructura.

En palabras del Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, “Bilbao Intermodal será una estación moderna, soterrada y segura, además de una pieza clave en el futuro desarrollo del barrio y de la ciudad”. Por una parte, se trata de una estación “soterrada”, con unos accesos optimizados por Gurtubay y unas afecciones en el entorno notablemente disminuidas que tranquilizarán el tráfico y dotarán de seguridad a la zona. Los autobuses se eliminarán de la superficie y de Luis Briñas, que pasa a tener únicamente tráfico local.

Por otra parte, permitirá liberar 7.500 metros cuadrados que se destinarán a una plaza, un espacio que se suma a los 80.000 metros cuadrados recuperados en Sabino Arana y Rekalde hasta Irala, gracias a la urbanización realizada tras el soterramiento de la línea de FEVE.

En este nuevo nodo intermodal confluyen los trenes de cercanías, metro, tranvía, Bilbobus, taxis, el servicio de bicicletas municipal Bilbao Bizi, así como la conexión con el aeropuerto. Y, “se complementará”, ha señalado el Alcalde con el otro nodo de transporte intermodal de la ciudad, el ferroviario, ubicado en Abando, que experimentará su propio salto cualitativo con la llegada del Tren de Alta Velocidad. “Dos proyectos que nos darán una situación de privilegio con respecto a nuestros competidores, en un panorama como el actual en el que las ciudades competimos unas con otras”.