Barakaldo invertirá 23.0000 euros en la renovación del rocódromo del túnel entre Ansio y Lutxana

El barrio de Lutxana recuperará el recódromo existente en el interior del túnel entre Ansio y Lutxana. El Ayuntamiento de Barakaldo invertirá una partida de 23.000 euros. Tras la reforma realizada en febrero por la Diputación Foral de Bizkaia para solucionar los problemas de desprendimientos que se habían producido en el interior del túnel, el Instituto Municipal de Deportes (IMD) reformará la pared de rocódromo “para que vuelva a convertirse en un espacio deportivo para la ciudadanía”, ha anunciado el presidente del IMD, Iñigo Asensio.

Una de ellas es la reforma y renovación de este rocódromo, muy utilizado por la ciudadanía y que tras la reforma del túnel, ha perdido adherencia. “El túnel ahora es más seguro, ya que la Diputación Foral de Bizkaia ha solventado todas los problemas existentes. Por eso queremos instalar nuevos elementos que permita que las y los usuarios del rocódromo puedan volver a utilizarlo, dotando de vida a este paso”, ha indicado Asensio.

Este búlder callejero es una instalación cubierta de 65 metros lineales, lo que lo convierte en el más largo de Europa. Cuenta con alrededor de 2000 presas, que serán renovadas con el nuevo proyecto.

El rocódromo de Lutxana fue impulsado por el Grupo Alpino Turista. En 2016, el equipo de gobierno invirtió 8.321,41 euros para la instalación de un suelo de goma de 30 milímetros de espesor que ha mejorado la seguridad de los y las usuarias de este espacio.

Un túnel renovado
En los últimos cuatro años el túnel de Ansio ha experimentado un cambio notable. La alcaldesa, Amaia del Campo, decidió dotar a este subterráneo de nueva iluminación, que se encontraba encendida las 24 horas del día. Además, se han instalado cámaras de seguridad en las entradas y salidas de los túneles y la Diputación Foral de Bizkaia ha invertido 88.505 euros en el saneamiento y reparación del hormigón del túnel.