Zabalgarbi ha dado solución a 2,5 millones de toneladas de residuos no reciclables en sus diez años de actividad

Zabalgarbi. S. A ha dado solución a 2,5 millones de toneladas de residuos no reciclables desde su puesta en marcha a pleno rendimiento como planta de valorización energética en 2005. Dos millones y medio de toneladas de residuos que se han generado en Bizkaia y que de otra forma hubieran ido a parar al vertedero. Así, se ha conseguido reducir en un 175% las emisiones de gases de efecto invernadero que hubieran originado estos residuos una vez depositados en los vertederos.

Con la incineración y tratamiento de dichos residuos, la planta es capaz de generar un 30% de la energía que se consume en los hogares vizcainos. Durante estos diez años de actividad, se han exportado en total 5,8 millones de megavatios-hora (MWh) a la red.

Estos datos han sido dados a conocer en el acto de celebración del 10º aniversario del inicio de actividad, que ha tenido lugar hoy en la planta con la participación del Lehendakari Iñigo Urkullu; Unai Rementeria, Diputado General de Bizkaia; Juan Mari Aburto, Alcalde de Bilbao; y Mikel Huizi, Director General de Zabalgarbi, S. A.

Zabalgarbi, S.A. se constituyó en 1993 con el objetivo de construir dos plantas de valorización energética de residuosurbanos que contaran con los sistemas de control y vigilancia ambiental másavanzados, que tuvieran un alto rendimiento y eficiencia energética y que formaran parte del Sistema Integral de gestión de residuos urbanos de Bizkaia. El 22 de junio de 2005 comenzó a operar a pleno rendimiento esta planta de valorización energética.

La innovadora propuesta que entonces ofreció –el Sistema SENER–, fue la adaptación de la tecnología de las plantas de ciclo combinado de gas a las modernas plantas de valorización energética de residuos municipales. Es decir, planteó un nuevo diseño y un nuevo proceso industrial en un ciclo único e integrado.

Esta moderna tecnología mejora cualitativa y cuantitativamente los rendimientos de las modernas plantas de valorización energética, tal y como fue reconocido por la Unión Europea, que concedió alproyecto el máximo reconocimiento y ayuda económica, a través del Programa Thermie (BAT/mejor tecnología disponible). Además, en la actualidad Zabalgarbi está certificada por la órgano ambiental competente –el Gobierno Vasco–, como una instalación energéticamente eficiente (certificado R1).

Los resultados obtenidos por la primera de sus plantas permiten acercar a Bizkaia a cumplir su objetivo final de “vertido cero” y a garantizar, también, que una parte de la producción de la generación eléctrica que consumimos proceda de fuentes de energías renovables.

La empresa tiene por misión contribuir al tratamiento integral de los RU, con el objetivo de alcanzar la meta del vertido cero (en el año 2016), mediante la práctica de una gestión excelente y la utilización de tecnologías innovadoras de valorización de alta eficiencia energética. Al tiempo, ofrece garantías medioambientales y para la salud de las personas y del entorno, así como un desarrollo profesional atractivo a los trabajadores que forman parte de su proyecto.

La planta ocupa una extensión de algo más de 5 hectáreas y está ubicada dentro del área del Plan Especial de Artigas-Arraiz. Sus instalaciones industriales ocupan 2,7 Ha y la zona ajardinada y los viales, el resto de la superficie.

Mientras se construía su primera planta, Zabalgarbi regeneró y recuperó toda el área del Plan Especial de Artigas-Arraiz, cuyos terrenos estaban degradados por actividades históricas mineras en galería y por la explotación de una cantera a cielo abierto.

Zabalgarbi, que cuenta con 71 empleados y presta sus servicios a más de cien municipios de Bizkaia, lleva a cabo su actividad, teniendo en cuenta valores como la innovación en calidad y eficiencia, participación, transparencia informativa, respeto por el medio ambiente y profesionalidad.