Regresa la Fondazione Nazionale della Danza Aterballetto a Bilbao

Regresa la Fondazione Nazionale della Danza Aterballetto, cuyas visitas previas al Teatro Arriaga (con Romeo y Julieta en 2006 y con Pression/ InCanto dall’Orlando Furioso, en 2008) son aún recordadas por los buenos aficionados al ballet. Su nueva propuesta dejará también un gran sabor de boca, ya que se trata de un programa doble repleto de ritmo y armonía a cargo del coreógrafo romano Mauro Bigonzetti, uno de los más prestigiosos de Europa.

 

Este espectáculo de Aterballetto integra dos piezas muy distintas entre sí pero que casan perfectamente, creando una propuesta de danza de enorme intensidad. Así, bajo la dirección artística de Cristina Bozzolini, el ballet ejecutará sobre el escenario, por un lado, la evocadora y cautivadora Come un respiro, con excelente música de G. F. Haendel, cuya fuerza parece arrastrarnos hacía un vórtice que transmite un eco del espacio infinito. Y por otro lado Aterballetto bailará la abstracta, apremiante y precisa Rossini cards, cuya brillante música es de G. Rossini. Se trata de una pieza sin un marco dramatúrgico claro, sin una historia evidente, que se construye en torno a escenas de vidas paralelas: imágenes, cartas de juego, iconos dramáticos y situaciones cómicas. Cabe destacar la aportación musical del pianista Bruno Moretti en esta parte del espectáculo.

El Teatro Arriaga albergará dos pases del ballet, concretamente el viernes 27 y el sábado 28 de marzo, en ambos casos a las 20:00 horas.

Fundada en 1979, la compañía ha sabido confeccionar un importante repertorio formado por trabajos tanto del propio Mauro Bigonzetti como de otros coreógrafos de reputación internacional como William Forsythe, Glen Tetley, Alvin Ailey, Lucinda Childs o la nueva estrella nacional italiana Eugenio Scigliano, entre otros.

Aterballetto está integrado por solistas de un altísimo nivel técnico, que han acreditado a lo largo de los años su capacidad para interpretar los roles más exigentes y los estilos más diversos. Fruto de esa labor, se ha ganado el reconocimiento general, tanto en Italia como en el extranjero. Además, Aterballetto lleva a cabo algunas de las más significativas experiencias en el campo de la danza, desde cursos de perfeccionamiento hasta performances, festivales y una gran variedad de proyectos encaminados a atraer mayor y más diverso público hacia el ballet.