Los trabajos de erradicación de la especie invasora Fallopia japonica en el río Gobela han reducido su presencia hasta hacerla residual en un tramo de 2400 metros

Los trabajos de erradicación de la Fallopia japonica en el Gobela llevados a cabo desde 2010 por la Agencia Vasca del Agua la han hecho residual en el tramo comprendido entre Salsidualde kalea y Errekagane Parkea (un tramo experimental de 2400 metros). Así se concluye en la evaluación de la efectividad de los trabajos de erradicación llevados a cabo por la Agencia Vasca del Agua.
En los últimos dos años (2018 y 2019) los trabajos de erradicación han consistido en la inyección de herbicida diluida en agua (al 5%), tallo a tallo, dos veces al año (mayo y agosto). En 2020 ya se ha realizado la primera inyección y está previsto que se realice una segunda durante el estiaje. Ahora, se ha evaluado la efectividad del método empleado.
Se ha podido constatar que en dicho tramo actualmente únicamente existen individuos aislados o muy dispersos. La superficie de ocupación en el tramo es inferior al 5%. Incluso, existe un tramo de 1300 ml en el que la especie no ha sido detectada, supone el 53 % del tramo estudiado.
Aunque en el momento actual la presencia de Fallopia japonica en dicho tramo sea residual no se puede dar por erradicada, por lo que se continuarán con los trabajos de seguimiento y control.
Fallopia japonica es una especie exótica invasora que desplaza a la flora autóctona y tiene efectos negativos sobre la biodiversidad de fauna y flora asociada al ecosistema fluvial. Produce importantes daños, como alteración de la dinámica fluvial y daños en construcciones. Provoca un mayor riesgo de erosión e inestabilidad en las riberas y en las obras públicas, dificulta el acceso y disminuye el valor ambiental y recreativo de la ribera.
La actuación es fruto de la planificación conjunta de acciones de restauración fluvial convenidas con el Ayuntamiento de Getxo.