Los grupos de tiempo libre de Barakaldo crean un encuentro para debatir sobre los retos del futuro

Barakaldo es uno de los municipios con mayor movimiento asociativo, característica que sin duda es una de las grandes fortalezas de la ciudad. Uno de los colectivos con mayor presencia y recorrido en la ciudad son los grupos de tiempo libre educativo de Barakaldo, existentes prácticamente en todos los barrios – Ainara Aisialdi Taldea, Atarrabi, Elizalde, Ilazki Aisialdi Taldea, Jóvenes 88, Gaztenahiak-. La próxima semana estos colectivos han creado un encuentro para debatir a cerca de los retos que se plantean para la educación en el tiempo libre.

La concejala de Cultura, Educación, Euskera y Juventud ha presentado esta mañana la iniciativa, junto a representantes de los diferentes clubs de tiempo libre de la ciudad. “En Barakaldo tenemos la gran suerte de contar con estos clubes de tiempo libre que siempre están dispuestos a colaborar en la vida social de los barrios de nuestra ciudad, colaborando en las comisiones de fiestas, realizando actividades educativas y de ocio y siendo un importante pilar en las programaciones municipales”, ha indicado Cantero.

La relación del Ayuntamiento y los grupos de tiempo libre de la ciudad es, por lo tanto, muy fluida. “Desde el Área de Juventud desarrollamos diferentes iniciativas formativas dirigidas específicamente a este colectivo, como por ejemplo los cursos de monitor de tiempo libre, que se realiza en euskera para fomentar que las actividades de ocio educativo se presten en este idioma, o los cursos sobre protección de datos”, ha indicado Cantero, recordando que hace un año Barakaldo acogió la presentación de la primera declaración sobre Tiempo Libre Educativo de Euskadi, que recoge la hoja de ruta que instituciones, asociaciones y otras entidades de tiempo libre educativo vamos a seguir para afrontar los retos del futuro.

“Nuestra ciudad ha sido pionera en la implantación de proyectos de tiempo libre educativo; una labor que fue impulsada a través de los movimientos vecinales, las parroquias, las primeras escuelas y colectivos de animación sociocultural. Esa colaboración está en la base de la creación de un movimiento de animación en el tiempo libre que perdura hasta nuestros días”, ha recordado Cantero. “Eso nos demuestra que el tiempo libre educativo sigue siendo importantísimo porque ayuda a crecer a pequeños y mayores en valores, fomentan el ocio, el tiempo libre y enriquece la comunidad”, ha resaltado Cantero.

Siente talleres temáticos
La sociedad evoluciona rápidamente y esto obliga a que estos grupos sociales a afrontar nuevos retos desde el punto de vista educativo, de la inclusión, el euskera e incluso la financiación “por eso este encuentro que han organizado para la próxima semana me resulta tan interesante, porque va a permitir un debate fluido entre todas las asociaciones, puesta en común de sus necesidades, va a potenciar el surgimiento de nuevas ideas…”, ha concluido la concejala.

El encuentro comenzará a las 10.00 horas y finalizará a las 16.00 horas en Clara Campoamor. Según han explicado desde los representantes de los grupos de tiempo libre educativo, durante la jornada se producirán conversaciones colectivas, reflexión y construcción de propuestas en torno al futuro del tiempo libre educativo. Para ello, se desarrollarán siete talleres temáticos:

-Fortalecer proyectos inclusivos
-Cooperar con la escuela y construir comunidades educadoras
-Avanzar en proyectos con adolescentes
– Responder a las nuevas adicciones
-Mejorar la financiación el apoyo de las administraciones públicas
-Impulsar el euskera en los proyectos
-Organizar eventos singulares

Con las propuestas y conclusiones que surjan de los talleres se creará el documento Barakaldo: retos para la educación en el tiempo libre: inquietudes, ideas y propuestas. El comento final será aprobado en una próxima reunión de los grupos que componen Barakaldo astialdi hezitzaile taldeak.

“Los proyectos de tiempo libre educatico son ludotecas, espacios juveniles, colonias, intercambios, excursiones y viajes, y actividades extraescolares, programas festivos y lúdicos, talleres, proyectos especializados. Con agentes educativos. Para la infancia, adolescencia y juventud, las familias y la comunidad. En los barrios. En periodos vacacionales y durante todo el año. Espacios, procesos y actividades que educan en competencias y valores”, ha indicado uno de los portavoces.