Jornada de huelga en los centros de Osakidetza en Bizkaia

Mañana 27 de noviembre los sindicatos de Osakidetza, SATSE, ELA, LAB, SME, FFHE, CCOO, y UGT convocan  una nueva jornada de huelga en la Sanidad Vasca. En esta ocasión les corresponde decir “Basta ya” a los trabajadores y trabajadoras de Osakidetza dentro del territorio de Bizkaia.

Desde las 8,00 horas del día 27 de noviembre y hasta las 22,00 horas del mismo, la huelga afectará a los hospitales de Cruces, Basurto, Galdakao, San Eloy, Santa Marina, Zamudio, Zaldibar, Bermeo, Gorliz; a los centros de salud y ambulatorios de las Comarcas de Bilbao, Uribe Kosta, Ezkerraldea, e Interior; y demás  centros públicos de Osakidetza en Bizkaia. 

A las 12.00 horas está prevista una manifestación que partirá de la Plaza Bizkaia en Bilbao. Mientras, en Araba y Gipuzkoa,  a media mañana el personal de Osakidetza está llamado a participar en diversas concentraciones que tendrán lugar en los hall de sus respectivos centros de trabajo.

Mediante la movilización se exige a Osakidetza que convoque la OPE y en contra de  la raquítica OPE de 187 plazas que se ha anunciado. Esta no sirve  para dar estabilidad a la plantilla de profesionales, para reponer el empleo perdido, ni para garantizar la continuidad del sistema sanitario público vasco. 

En la nota informativa los convocantes inciden: “También exigimos que se sustituya al personal. La no sustitución de las personas trabajadoras de Osakidetza está teniendo consecuencias gravísimas en las cargas de trabajo y en la calidad del servicio que se presta.  

Y reclamamos la inmediata resolución de las convocatorias de desarrollo profesional del año  2011. Estas convocatorias, fueron suspendidas unilateralmente por el Director General de Osakidetza, el cual era consciente de que con ello dio paso a una doble escala salarial entre iguales. 

La protesta constituye nuestra única vía para trasladar a la sociedad la realidad diaria que estamos padeciendo en los centros de trabajo. Por mucho que se intente disimular, las políticas de reducción del gasto están afectando significativamente a la asistencia sanitaria, que los profesionales perciben con nitidez.  Se culpabiliza a los trabajadores del sector público, desviando la atención del derroche y la mala gestión de la administración sanitaria. Los sindicatos de la sanidad vasca mostramos nuestro “total rechazo” al continuo colapso de los servicios.”