FÚTBOL – Morata deja sin premio al Athletic

El Athletic Club no logró sumar en el Santiago Bernabéu en un partido en el que cualquiera de los dos conjuntos pudo acabar logrando la victoria. Karim Benzema adelantó a los merengues en el minuto 7, mientras que Sabin Merino puso la igualada en el 27. Morata que entró al campo en el último tercio de la segunda parte sustituyendo al “9” blanco, fue quien acabó dándole el triunfo al Real Madrid con su gol en el minuto 83.

Los leones, que venían de caer derrotados ante el Genk este jueves, no fueron capaces de volver con un resultado positivo de su visita a la capital. Txingurri Valverde tuvo que alinear un once cargado de novedades debido a las números bajas con las que los vascos afrontaban este partido.

Un Santiago Bernabéu lleno hasta la bandera fue testigo de un partido intenso, cargado de alternativas y en el que los aficionados blancos pudieron deleitarse con un gol de su equipo cuando apenas habían pasado los 7 primeros minutos de partido. La jugada comenzó con envió largo de Marcelo hacía Isco que aprovechó un error de Saborit, que hoy ocupaba el lateral izquierdo rojiblanco, para asistir a Benzema que prácticamente solo tuvo que empujar el balón al fondo de las redes.

El Athletic lejos de derrumbarse tras sufrir este tempranero revés, sacó la garra y el espíritu de lucha que siempre ha caracterizado al equipo de San Mamés y tan solo 20 minutos después de recibir el gol de Benzema, los bilbaínos lograron devolver la igualada al marcador. Sabin Merino, que parece tener tomada la medida al Real Madrid y a Keylor Navas, aprovechó una sucesión de errores por parte de la defensa blanca para batir con un fuerte disparo al meta costarricense.
Con el resultado de 1-1 se llegó a la conclusión de los primeros 45 minutos, en los que si algo había quedado claro era que pese a las numerosas bajas con las que el Athletic encaraba este partido, los de Valverde habían llegado a Madrid con la intención y sobre todo con la convicción de que eran capaces de derrotar al conjunto blanco en su propio campo.

Al comienzo del segundo tiempo el Athletic encadenó una serie de infortunios que dejaron un sabor de boca amargo a la afición bilbaína. Durante los primeros compases de la segunda mitad, los mismos aficionados que vieron como Laporte cojeaba ostensiblemente sobre el campo después de haberse lastimado su tobillo en la primera mitad, también observaron como Williams erraba en el minuto 52 una magnífica oportunidad de gol.

Con el paso de los minutos la afición blanca comenzó a mostrar su nerviosismo mientras que el Athletic jugaba con el ansía que la grada pareció trasladar al campo ante la posibilidad de que el conjunto madridista cosechase el enésimo empate en este arranque de temporada.

Pero Morata, una vez más, acudió al rescate blanco. Gareth Bale puso un centro desde la derecha para que el ex de la Juventus rematase a bocajarro, pero pese a que Gorka Iraizoz logró blocar ese primer disparo, el balón pareció aliarse con los merengues y Morata aprovechó la situación para anotar el tanto de la victoria para el Real Madrid.

De esta manera, el Athletic sumó su segunda derrota en lo que va de semana y además puede perder a Laporte por lesión para los siguientes partidos. Parece que se avecinan tiempos de tormenta sobre San Mamés, pero no hay motivos para preocuparse, el Athletic sabe bailar bajo la lluvia.

Sergio Rodríguez