«Erinnerung-Recuerdo» de Urtzi Urkixo expone en la Sala Rekalde dentro del programa Barriek 2021, impulsado por Diputación

El ciclo de exposiciones Barriek presenta las obras de diferentes artistas becados por la Diputación Foral de Bizkaia. La tercera muestra de Barriek 2021 recoge en la sala Rekalde los grabados de Urtzi Urkixo del 23 de noviembre al 23 de enero de 2022.

La exposición de Urtzi Urkixo, titulada ‘Erinnerung-Recuerdo’, reúne obras gráficas realizadas desde principios de 2020 hasta la actualidad y el eje común de todos los grabados del artista es la fotografía impresa a mano en serigrafía sobre papel. Debido al momento de su producción, gran parte de las obras podrían observarse como una respuesta a la situación acarreada por el Covid.

Así, la muestra ‘Erinnerung-Recuerdo’ tiene una importante naturaleza procesual, en la que el primer material encontrado en uno de sus ejercicios de deriva fotográfica se va abstrayendo hasta el punto de convertirse en recuerdos abstractos. Al partir de diversos contextos de creación, los trabajos ofrecen una visión distinta sobre una misma raíz que es la fotografía analógica en blanco y negro.

Los trabajos están producidos entre Berlín, lugar de residencia del artista, en el taller propio y en el taller de serigrafía de la prestigiosa Künstlerhaus Bethanien. Otra parte de las obras han sido producidas en Bilbao en el taller de serigrafía de la fundación BilbaoArte.

Urtxi Urkijo ofrecerá un taller en la Sala Rekalde, el próximo 30 de noviembre, con el fin de invitar a la reflexión sobre los procesos de trabajo y conocer de cerca su investigación en el campo de la serigrafía. El aforo es limitado, por lo que es imprescindible inscripción previa en el 944068532 o enviando un mensaje a salarekalde@bizkaia.eus.

La sala foral de exposiciones se convierte en una plataforma ideal para visionar y proyectar las creaciones de los y las artistas becados por la Diputación de Bizkaia. En esta décima edición del programa Barriek exponen una selección de sus trabajos Jenni Alvarado, Javier R. Pérez-Curiel, Urkixo, Izaskun Araluzea y Mikel Erkiaga, creadores que han disfrutado de las Becas de Creación Artística de la Diputación.

Reflexión de Urtzi Urkixo

URTZI URKIXO (Bilbao, 1993) es licenciado en Bellas Artes en la Universidad del País Vasco (2017) y afincado en Berlín desde 2015, donde compagina su proyecto artístico con el trabajo de editor de obra gráfica en serigrafía.

Comenzó su trayectoria artística en el mundo de la gráfica en 2015 en unas prácticas con Gloria Alonso, maestra de taller del Künstlerhaus Bethanien Berlin. En 2017 se especializó en serigrafía realizando un módulo en el Centro Internacional de Estampa Contemporánea de Betanzos, A Coruña. Desde entonces trabajado en numerosos espacios de creación y residencias artísticas entre las que destacan Alfara Gráfica (Salamanca, 2017), la Fundación BilbaoArte (2015-2021) y el taller del colectivo artístico berlinés Czentrifuga. Además de exponer su obra en Sala Rekalde, Bilbao, Urkixo estará presente en la Feria Internacional de Grabado representado por la Galería La Taller.

En la actualidad continúa su proyecto como artista gráfico produciendo una nueva serie de obras para una exposición en la White Grid Gallery de Berlín, con la cual ha comenzado a trabajar en el último año.

«Vivo en una ciudad y por lo tanto, soy ciudadano. Junto a una enorme cantidad de ciudadanos comparto tiempo y espacio pero, a menudo, dicho espacio es privado y por ello el valor e identidad del mismo a menudo es impuesto. Al igual que afirmó Emiliano Zapata: «La tierra es de quien la trabaja», en mi opinión el espacio es de quien lo habita, no sólo físicamente sino también metafóricamente».

Los ciudadanos somos los encargados de dar significado a todas aquellas calles, plazas, y zonas comunes y darles un uso de acorde a nuestro estilo de vida.

Mi trabajo intenta transformar dichos espacios desde lo físico a mi propio imaginario. Partiendo de una fotografía en blanco y negro que, a mi parecer, representa una realidad acontecida en un momento determinado, a medida que intervengo en dicha fotografía su información se ve transgredida hasta el punto de convertirse en un recuerdo abstracto.