El Ayuntamiento de Bilbao reanuda en el funicular de Artxanda el programa de visitas guiadas a instalaciones centenarias de la villa que supusieron un hito en ingeniería

El Ayuntamiento de Bilbao puso en marcha el pasado mes de mayo una nueva edición de las visitas guiadas a edificios emblemáticos de la Villa, una iniciativa que se enmarca dentro del programa de difusión patrimonial Bilbao IZAN, y que esta ocasión se está centrando en instalaciones que en su momento supusieron un referente en el campo de la ingeniería. 

 

Tras la visita a la conocida como Casa de Bombas de Elorrieta –primer sistema de saneamiento de Bilbao– y la estación de tren de Atxuri, durante el mes de septiembre, el público tendrá la posibilidad de visitar con guía el funicular de Artxanda, precisamente en el año de su centenario. Ya es posible hacer la reserva de plaza, en los teléfonos municipales 010 / 94 401 00 10. 

A finales del siglo XIX muchos bilbainos y bilbainas utilizaban el monte Artxanda como lugar de esparcimiento y diversión, creándose en el entorno un casino y diversos “txakolis“ donde la gente disfrutaba de su tiempo de ocio. Este fue el motivo para que desde principios del siglo XX se valorara el proyecto preparado por Bernardo Jiménez para un tren de cremallera que uniera el centro de la Villa con el monte Artxanda. 

Esta iniciativa no llegó a salir adelante debido a la falta de financiación, pero poco después, en 1915, se aprobó un proyecto de Evaristo San Martín y Garaz. La maquinaria fue diseñada por una empresa suiza, especialista en este tipo de trenes de montaña y supuso una inversión total de 488.407,30 pesetas, lo que serían unos 2.935,39 euros actuales. De esta forma, el 7 de octubre del 1915 realizó el primer viaje el funicular, siendo alcalde la Villa Benito Marco Gardoqui. 

Durante el asedio de Bilbao en la Guerra Civil, fueron bombardeas las vías y la estación superior, con lo que se interrumpió el servicio hasta que el 18 de julio de 1938 se pudo reanudar, con arreglos provisionales, bajo proyecto de Mariano del Corral. Un desgraciado accidente el 25 de junio de 1976, con varios operarios heridos, fue la causa de una larga suspensión del servicio. 

Así, tras siete años de paralización, en 1983 se renovaron completamente las instalaciones, tanto vías como vagones y estaciones, y fue reinaugurado el 30 de abril de ese año. En la estación superior existen una serie de fotografías en las que se aprecian todas las labores de construcción y montaje, así como el estado de las antiguas instalaciones. Desgraciadamente, las terribles inundaciones de ese verano afectaron también al funicular, con grandes cantidades de agua, barro y rocas que cayeron hasta la estación inferior alcanzando una altura que llegaba hasta el andén y la mitad de los vagones. 

Como ya es habitual, las visitas se realizarán en euskera y castellano, y tendrán lugar desde el 1 de septiembre los martes y miércoles a las 17.00 y 18.45 horas; los jueves y viernes, a las 10.00 y 18.00 horas, y los sábados a las 10.00 y 11.45 horas, hasta el próximo día 29 de septiembre (Punto de encuentro: Plaza del Funicular). Los viernes las visitas de la tarde serán en euskera para particulares y los grupos podrán solicitar, a demanda, la realización de la actividad en euskera. Cada grupo acogerá un máximo de 30 personas, por lo que es preciso realizar la reserva previamente a partir de hoy, en el teléfono municipal 010 / 94 401 00 10 (de 8.00 a 20.00 horas).