El Ayuntamiento de Bilbao inicia a través de Surbisa el derribo del muro trasero de laEencarnación para mejorar la habitabilidad de las viviendas del entorno

El Ayuntamiento de Bilbao, a través de la Sociedad Municipal Surbisa, va a proceder a derribar el muro trasero del Parque de la Encarnación, para mejorar la habitabilidad de las viviendas en los números 5, 7 y 13 de la calle Encarnación, que disfrutarán de mejores vistas e iluminación en sus domicilios.

 

El muro, que en su origen delimitó las propiedades del Convento de la Encarnación y el número 13 de la misma calle, fue posteriormente utilizado como un elemento de construcción o incorporado como lindero de las propias viviendas, que salva las vistas y el desnivel de las traseras de los edificios de la calle. 

En la actualidad, el suelo antiguamente propiedad de las madres dominicas, es de titularidad municipal, al igual que el muro, por lo que el Consistorio será el encargado de acometer los trabajos de mejora.