El arte tecnológico e interactivo de OPN Studio inunda Bilbao Arte hasta el próximo 24 de abril

Bilbao Arte abre la temporada expositiva de producción propia este año con “Límbica”, del colectivo OPN Studio, que integran Susana Ballesteros y Jano Montañés.

 

Artistas residentes en Bilbao Arte en 2014, su proyecto ha sido uno de los 7 seleccionados por un jurado, de entre los 36 becados a lo largo del año pasado, para protagonizar una exposición individual en 2015 en la sala de Bilbao Arte, ubicada en Urazurrutia, 32. Esta original muestra de esculturas tecnológicas se inaugura hoy a las 19:30 horas y estará abierta al público hasta el próximo 24 de abril, de  lunes a viernes de 17:30 a 20:30 horas.

El propio título de la exposición explica su contenido. “`Límbica´ se concibe como un circuito emocional compuesto por esculturas mecánicas y robóticas que aluden a diversas experiencias subjetivas que se suceden a lo largo del tiempo, tratando temas como el individualismo, el aislamiento y la concepción del individuo como ser social, a través del lenguaje tecnológico, tan presente en la época actual”, explica Susana Ballesteros.

Ballesteros y Montañés utilizan la tecnología para hablar del ser humano y suscitar emociones en el público. El suyo es un  arte interactivo en el que el espectador forma siempre parte de la obra y le da sentido, hasta el punto de que las esculturas sólo se activan cuando sus sensores advierten la presencia humana. “Nuestra obra es siempre un reflejo de la sociedad actual; utilizamos las nuevas tecnologías como un medio de expresión de nuestra narrativa”, aseguran los artistas.

La exposición consta de 3 espacios diferenciados que albergan otras tantas esculturas, todas ellas de la serie “Diacrónica”. La escultura robótica “Sincrónica II” ocupa el primer espacio. Está compuesta por 21 pares de piezas de acero inoxidable accionadas por 21 servomotores y utiliza el lenguaje binario. En el segundo espacio, se muestra “Sincrónica I”, una escultura también suspendida, pero en este caso mecánica y realizada en acero cromado.     

La baja iluminación, que crea juegos de luces y sombras en cada escultura, y la música ambiental buscan provocar emoción en las personas y también, crear un ambiente reposado en el que el público pueda estar tiempo observando las obras y sus movimientos. Para conseguirlo, la exposición cuenta incluso con asientos para admirar las piezas.  

La última obra expuesta es “Sincrónica III”, la escultura más grande y “una de las más ambiciosas que hemos realizado, que se monta completa en sala”, destacan los creadores. Es una enorme escultura electromecánica de acero inoxidable compuesta por dos piezas independientes, que permite ponerse debajo para contemplar mejor su funcionamiento. “Cuenta con un cigüeñal con 32 muñequillas de biela y está realizada por corte por láser y control numérico”, explica Montañés. 

OPN Studio, dúo formado por Susana Ballesteros y Jano Montañés, ha realizado exposiciones tanto colectivas como individuales desde 2007 en Europa y América, en países como Finlandia, Francia, República Dominicana o México. Entre ellas, destacan ARCO Feria Internacional de Arte Contemporáneo, Círculo de Bellas Artes de Madrid dentro del Premio Nacional INJUVE, Patio Herreriano de Valladolid ,IAACC, Fundación Torrente Ballester, Museo Wurth de La Rioja….

Tras “Límbica”, Bilbao Arte acogerá las exposiciones de producción propia “This is the end of the world as you know it” de Kepa Garraza (8 al 29 de mayo), “Foodândia” de Rut Briones y Raquel Durán (5 al 26 de junio), “Work spaces” de Iñigo Garatu (3 al 24 de julio), “Surfaces” de Marie Sommer (4 al 25 de septiembre), “Matriz” de Iago Rey de la Fuente (2 al 23 de octubre) y “Proprioception” de Alessandra Torres (del 30 de octubre al 20 de noviembre).

Este año, 39 artistas están desarrollando su residencia en Bilbao Arte, gracias al programa de becas apoyado por la Fundación BBK con el fin de posibilitar la producción artística de jóvenes creadores emergentes.