EH Bildu propone crear una red permanente de atención a personas migrantes y refugiadas

Jasone Agirre constata los déficits de la respuesta de las instituciones y les pide que asuman su responsabilidad. Ve urgente abrir un albergue en Bilbao y aboga por crear en Lakua una Dirección de Migración y Diversidad que diseñe políticas propias y coordine a las instituciones.

Preocupada por la escasa respuesta institucional a la llegada de personas migrantes y refugiadas a Euskal Herria, EH Bildu ha hecho hoy en el Parlamento diversas propuestas para ofrecer a esas personas el cuidado y la atención necesarias, una responsabilidad que deben asumir las instituciones, si bien es de agradecer, y así lo ha hecho Jasone Agirre, el modo en que la ciudadanía, el movimiento social, ha cuidado a las personas refugiadas y migrantes. “Ese es el país que queremos, un país solidario que cuida de la gente y sabe responder cuando fallan las instituciones”.

En todo caso, la parlamentaria de EH Bildu ha subrayado que “son las instituciones las responsables de atender a las personas migrantes y refugiadas, sin cargar a la ciudadanía con esa responsabilidad”, y en ese sentido ha pedido al Gobierno de Gasteiz que pase “de las palabras bonitas a los hechos”. “Está bien su discurso, pero además de buenas intenciones necesitamos respuestas inmediatas”. En esta línea, Agirre comparte la reivindicación de los agentes sociales y considera “urgente abrir un albergue en Bilbo para que migrantes y refugiados no tengan que dormir en la calle”. No obstante, ha alertado de que esa medida no será suficiente: “Necesitamos una red adecuada y permanente para atender a esas personas en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa porque ése va a ser nuestro día a día de aquí en adelante, porque hemos decidido cuidar de la gente sea de aquí, recién llegada o esté de paso”.

Asimismo, la parlamentaria de EH Bildu aprecia “falta de coordinación y de eficacia por parte de las instituciones para dar una respuesta rápida y adecuada a estas situaciones”, un problema que ha propuesto solucionar mediante la creación de “una Dirección específica de Migración y Diversidad en el Gobierno vasco que diseñe políticas propias y coordine a las distintas instituciones”.