DEPORTES – Una gran reacción del Deportivo impide que el Athletic regrese de Riazor con los tres puntos

Pese a la tibia lluvia, 26.239 personas se congregaron en el Estadio de Riazor para vivir el duelo entre el Deportivo de la Coruña y el Athletic Club. El conjunto coruñés arrancaba el partido situado en la séptima posición con 12 puntos, mientras que el conjunto vizcaíno lo hacía partiendo desde la posición demicuarta con 7 puntos.

El choque comenzó con una intensidad baja y fue el conjunto dirigido por Ernesto Valverde quién dominó, aunque de forma ligera, los primeros compases del encuentro. Tras una serie de intercambios de golpes entre los que destacó un buen chut de Luis Alberto que se fue a la izquierda de la meta defendida por Gorka Iraizoz, fue en el minuto 30 cuando llegó el primer gol del encuentro. Lo marcaría Williams tras rematar de volea dentro del área un centro colgado desde la izquierda por parte de Balenziaga. El gol fue protestado por el cuadro deportivista, debido a que la jugada de gol se había desarrollado con el jugador del conjunto coruñés Luis Alberto tendido sobre el césped.

El Athletic conseguía adelantarse para alegría de los aficionados rojiblancos que se habían desplazado hasta la ciudad de A Coruña.

Aunque seis minutos después el Deportivo respondió de forma contundente. Lucas Pérez, el jugador más en forma del cuadro blanquiazul sirvió un pase raso a Juan Domínguez para que este, con un exquisito pase de tacón diese el balón a Luis Alberto que remató al poste. Este fue el primer aviso serio del Deportivo que hizo temblar los cimientos de la meta rojiblanca, aunque no sería la única vez que lo haría en la primera parte.

Corría el minuto 42 de encuentro cuando de nuevo Luis Alberto recogió el cuero en la frontal del área bilbaína, y soltó un zapatazo que golpeó en la cruceta de la portería del Athletic. Riazor se venía arriba al mismo tiempo que el partido se le comenzaba a hacer cuesta arriba a los leones.

Pese a estos dos avisos del Deportivo, el Athletic conseguía ir al descanso con el resultado favorable de 0-1.

La segunda mitad comenzó del mismo modo que arrancó la primera. El Athletic de Aduriz se mostraba compacto y empezó mandando como ya lo hizo en el arranque del primer periodo. Pasados diez minutos del segundo tiempo, el preparador del conjunto coruñes, Victor Sánchez del Amo dio entrada al internacional costarricense Celso Borges y al delantero Oriol Riera con la esperanza de cambiar el rumbo del partido, pero en el minuto 63 un contragolpe bien llevado por parte del Athletic , lo culminó Aritz Aduriz poniendo el 0-2 en el marcador y el partido muy de cara para los de Txingurri Valverde.

A partir de ese momento el cuadro blanquiazul intentó volcarse sobre el área del conjunto bilbaíno que se mostraba fiable y seguro en la faceta defensiva.

Riazor que tal y como reflejaban los cánticos que provenían desde la grada no perdía la esperanza y veía como en el minuto 80 una maniobra de lujo llevada a cabo por el capitán de la nave blanquiazul, Lucas Pérez, acababa en las redes de la meta de Iraizoz.

Los leones veían peligrar los valiosos tres puntos que por el momento estaban obteniendo de su visita a Riazor, más aún cuando un minuto después del gol, el Deportivo falló una clarísima ocasión que hubiera supuesto un varapalo enorme para los de Valverde, pero que por suerte para los bilbaínos no llegó a perforar la meta de Gorka Iraizoz.

Minuto 89 de partido, el encuentro daba sus últimos coletazos cuando el jugador deportivista Fede Cartabia que había entrado en la segunda mitad sustituyendo a Luis Alberto, colgó el balón en el área rojiblanca para que Arribas, central del club herculino cabecease, poniendo las tablas en el marcador.

El Athletic no daba crédito a lo que había sucedido en los últimos diez minutos del encuentro y se tuvo que conformar con regresar a Bilbao con un punto , que seguro que supo a poco tanto a jugadores como a aficionados rojiblancos.

Sergio Rodríguez