BARAKALDO.- Barakaldo comenzará a trabajar en septiembre para eliminar los puntos negros de la ciudad

La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, ha anunciado esta mañana que comenzará a tomar medidas para acabar con los puntos negros de la ciudad. El ataque sufrido por una menor el pasado martes, en el que otro menor de edad la agredía sexualmente, ha llevado al nuevo equipo de gobierno a acelerar el cumplimiento de otro de sus compromisos electorales, la eliminación de las zonas conflictivas para las mujeres. 

 

Para ello, se creará una Mesa de Trabajo en la que estarán invitados todos los agentes relacionados con el ámbito de la mujer y la seguridad. Así, se contará con la participación de asociaciones y colectivos que trabajan a favor de la mujer en Barakaldo; con responsables de la Policía Municipal; técnicos de las áreas de Mujer, Urbanismo y Servicios Municipales, y con representantes de los distintos grupos políticos. 

Barakaldo cuenta desde el año 2009 con un mapa de puntos negros que fue elaborado, sin apoyo institucional, por el centro asesor de la mujer Argitan. Amaia del Campo quiere contar con el trabajo realizado por esta asociación, en el que se destacan diez zonas previsiblemente peligrosas. Con esa buena base, se comenzará a trabajar de nuevo con inspecciones, análisis, valoraciones… “Todos conocemos la realidad de Barakaldo y ha llegado el momento de dar respuesta a los problemas de las mujeres que viven en la ciudad”, ha señalado la alcaldesa.

El objetivo de esta mesa de trabajo se centra en actualizar el mapa de puntos negros de la ciudad y concretar de manera coordinada las soluciones necesarias para llevar a cabo la eliminación paulatina de los mismos. Para estas soluciones, se tendrán muy en cuenta cuestiones como las necesidades de las mujeres desde el punto de vista urbanístico. La plaza Pormetxeta es el mejor ejemplo que existe en la localidad sobre la necesidad de que la construcción de nuevos espacios contemple el punto de vista de género.   

La primera fase, que se iniciará el próximo mes, consistirá en la elaboración de un diagnóstico conjunto del que se desprenderán, a posteriori, las medidas oportunas para su eliminación.