AMPA y Ayuntamiento se echan a la calle contra la privatización del Comedor Escolar de Casares

Una recogida de firma, el encadenamiento ante las puertas del centro escolar el próximo jueves,  una concentración de protestas ante el Parlamento Andaluz el viernes son algunas de las  acciones de protestas que  han sido convocadas por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos  del Colegio Blas Infante, Ayuntamiento de Casares para que la Consejería de Andalucía de marcha atrás en la privatización de la gestión del Comedor Escolar.

 

Un amplio número de padres, representantes del equipo de gobierno de IU, e incluso representantes locales del PSOE, han participado esta mañana en la asamblea que ha tenido lugar en la Casa de la Cultura para preparar las movilizaciones,  de hecho esta misma mañana ya ha comenzado la recogida de firmas en la que se pide a la Consejería de Educación que  anule el procedimiento de adjudicación del comedor escolar del CEIP Blas Infante y articule los  recursos legales necesarios para que el servicio pueda seguir siendo llevado como hasta ahora por el Ayuntamiento de  Casares, para que el bienestar comunitario de nuestro municipio sea respetado.

Además no se descarta que muchos padres se acerquen esta tarde al Hotel el Fuerte de Marbella donde el Consejero de Educación, Luciano Alonso presenta la nueva Ley del Deporte.

La Consejería de Educación ha puesto en marcha el procedimiento de adjudicación del comedor escolar del Colegio Blas Infante, al igual que de otras  localidades de la provincia donde la gestión era municipal como  Mollina, Almáchar o Humilladero, sin comunicarlo previamente a los Ayuntamientos que lo gestionaban.

Por su parte los padres  temen en esta privatización signifique  la pérdida de calidad de la comida que se sirve a sus hijos.

En Casares se da las circunstancias de que las instalaciones del comedor escolar han sido construidas por el propio Ayuntamiento que es propietario también del equipamiento de cocina y utensilios con la que están dotadas.

Además el Ayuntamiento presta servicio de comedor social  para medio centenar de mayores y dependientes, y mantiene abierto el comedor escolar durante los meses de junio y julio, cuando se celebra la escuela de verano.

El concejal de Educación denunciaba durante la sesión plenaria de ayer, en la que se aprobó una moción en defensa de la gestión pública del comedor,  la incoherencia de la actuación de la Junta de Andalucía que va a adjudicar el servicio por más del doble de lo que le cuesta actualmente.

La adjudicación tiene un presupuesto de salida de 73.516 euros anuales cuando el Ayuntamiento de Casares se hace cargo de la mayor parte de los gastos del mismo recibiendo únicamente  una subvención de poco más de 11.000 euros por parte de la citada Consejería, además de otros  20.000 euros provenientes de los ingresos de las familias. El comedor ha tenido un coste de 77.500 euros en el presente curso escolar.